Una de las preguntas más habituales que los clientes nos hacen cuando tienen un proyecto en mente de instalación de parquet en Granada es cada cuanto tiempo conviene realizar los trabajos de acuchillado y barnizado. Realmente no es algo sencillo de contestar, depende de diversos factores. En algunos casos pueden pasar incluso hasta 10 o 15 años, mientras que en otros tal vez sea necesario hacer el trabajo mucho antes.

El primer aspecto que va a condicionar cuando hay que acuchillar y barnizar el parquet es el mantenimiento. Como especialistas siempre aconsejamos prestar una atención adecuada a este tipo de suelos. Es la mejor manera de que ofrezcan siempre la mejor imagen y de prolongar su vida útil. Cuidados básicos como evitar la humedad, no arrastrar muebles y procurar pisar lo menos posible con zapatos de calle son tan sencillos de poner en práctica como útiles. De esta forma se consigue, por un lado, que la madera no se dilate y, por otro, que no sufra arañazos.

Otro aspecto también importante y que aconsejamos tener muy presente es el grosor de la madera. Normalmente tiene entre 8 y 14 mm, pero cada vez que se acuchille este se reduce alrededor de 2 mm. Por eso merece la pena invertir un poco más en un suelo de calidad, un poco más grueso y algo más costoso, pero que permitirá acuchillar varias veces si por las razones que sean se hace necesario. Con menos de 2-3 mm de espesor el suelo deja de ser estable y se corre el riesgo de que se levanten las tablas.

En cualquier caso, el mejor consejo que Parquets Pavisuelos podemos ofrecer como especialistas en la instalación de parquet en Granada, así como en su restauración y mantenimiento es que se acuchillen y barnicen solo cuando sea estrictamente necesario. Y, además, que sean auténticos profesionales quienes realicen el trabajo, que no es nada sencillo, se necesitan buenas herramientas y mucha pericia para que el resultado final sea perfecto.