Las tarimas flotantes en Granada que instalamos en Parquets Pavisuelos son un elemento estéticamente bello y, resistente gran conductor de la temperatura. Quizás por esas tres cualidades, requieren un mayor cuidado que otros suelos.  Todo influye en un suelo: pisadas, polvo, agua, pintura, etc. En este nuevo post, te damos algunas indicaciones si limpias habitualmente tu tarima o si vas a empezar a hacerlo.

Cuidado con la fregona. Asegúrate de escurrirla bien. El agua en exceso puede deteriorar el color y resistencia de la tarima e incluso filtrarse debajo de ella, pudiendo dar lugar así a humedades en la capa inferior.

- El vinagre, todo un clásico. Hay manchas que no se van con un mero limpiasuelos. Si has detectado marcas de pintura, pintauñas o cualquier residuo incrustado en tu tarima, el vinagre es la opción más adecuada. Mezcla agua templada con un chorro de vinagre y pasa la fregona o la mopa hasta que desaparezca la mancha. Si quieres ir un paso más allá, actualmente existen productos de limpieza específicos para tarimas que incluyen vinagre.

- Prohibido usar lejía. Los productos tradicionales de limpieza como la lejía son verdaderamente dañinos para la madera. Si los utilizas, perderá brillo y color. Por otro lado, es aconsejable seguir las instrucciones del fabricante. Te asegurarás emplear siempre los productos más adecuados.

- Manchas de grasa. Quizás las manchas de grasa son las más complicadas de eliminar. La solución es aplicar frío intenso, por ejemplo con una cubitera, para que la mancha se endurezca y posteriormente se pueda eliminar con una espátula. 

Sigue a través de nuestro blog nuestros consejos para tener tu tarima flotante en Granada en un estado perfecto. En Parquets Pavisuelos somos especialistas en instalaciones de tarimas, parquets, siempre al mejor precio y con el mejor asesoramiento.