Si buscas un suelo para tu hogar, los expertos de parquet flotante laminado en Granada tienen en cuenta los principales aspectos diferenciales entre tarima flotante y suelo laminado para disipar las numerosas dudas que puedan surgir a la hora de elegir el suelo más apropiado para tu casa.

Las diferencias más notables entre tarima flotante y suelo laminado que tienen en cuenta los especialistas de parquet flotante laminado en Granada son las siguientes:

- Materiales: La tarima flotante es madera natural, mientras que el suelo laminado está fabricado con materiales sintéticos que le hacen lucir parecido a la madera natural.

- Durabilidad: La tarima flotante constituye un suelo de madera natural de buena calidad que durará mucho más que el suelo laminado. Además, si se realiza un mantenimiento adecuado de la tarima flotante, lucirá en perfecto estado mucho más tiempo.

- Restauración: Si el suelo laminado se deteriora, se debe sustituir por un nuevo revestimiento, mientras que la tarima flotante puede ser restaurada con mayor facilidad.

- Precio: De entrada, el suelo sintético es más económico por su material y la fácil colocación que requiere. Aunque la mano de obra y el material de la tarima flotante elevan su precio inicial, su durabilidad la hace más económica a largo plazo.

- Colocación: Otra diferencia a tener en cuenta es que la tarima no se coloca en el suelo directamente, sino que hay que clavarla y atornillarla, mientras que el suelo sintético se coloca directamente sobre cualquier superficie.

- Grosor: El suelo laminado, debido a sus materiales, cuenta con un grosor que difícilmente supera los 8 mm, lo que permite colocarlo en cualquier espacio sin que las puertas rocen en él.

En Parquets Pavisuelos encontrarás el tipo de suelo que más se ajuste a las necesidades de tu vivienda. Nuestros especialistas se encargarán de asesorarte y hacer que tu suelo cumpla todas tus expectativas.