La instalación de tarima flotante en Granada es una buena alternativa por tratarse de una superficie fuerte y muy sólida que, al ser dada a la expansión y a la contracción, es perfecta para casas ubicadas en provincias de duros veranos y frío muy elevado el resto del año, incluso si no visitamos de forma habitual la vivienda o no vivimos siempre en ella. Esta opción es también muy recomendable en todas aquellas zonas del país que sufren cambios de humedad, ya que las láminas no están totalmente unidas al suelo y, por tanto, el material puede realizar un movimiento constante y libre adaptándose a la atmósfera y el espacio. 

La tarima flotante en Granada tiene otra ventaja que afecta directamente al usuario: es un suelo muy práctico y sencillo de limpiar, con una mopa cualquiera podrás dejarlo reluciente. Además de la limpieza, puede incrementarse su brillo en buena medida con productos tan baratos como el vinagre, por ejemplo, por lo que en mantenimiento desde luego no gastarás mucho dinero.

No podemos dejar de destacar la calidez y el confort que proporcionan este tipo de suelos en todo tipo de espacios, además de la posibilidad de personalización con la amplia variedad de calidades, colores y acabados, por lo que imprimir tu propio estilo al suelo de tu hogar o negocio es mucho más sencillo. 

Por supuesto desde Parquets Pavisuelos estamos a tu disposición para ayudarte a encontrar el suelo que buscas y para resolver tus dudas, con una atención siempre personalizada y especializada.